info@aenoa.com 950 17 13 13
Cómo funcionan las Licitaciones de Formación (Cursos Desempleados Junta de Andalucía).
aenoa junta andalucia formacion licitaciones

Una Licitación es la forma de contratar de una entidad pública con empresas privadas o personas físicas (autónomos), y consiste en adjudicar un servicio bajo unas condiciones pactadas y buscando criterios de calidad y precio. La contratación pública se rige por la Ley 9/2017 de Contratos del Sector Público.

La empresa licitadora (centro de estudios) debe tener plena capacidad de obrar, que acredite su solvencia económica, financiera y técnica o profesional exigida en el contrato, y que no esté en una prohibición de contratar. Las fases del proceso de licitación son preparación del contrato, publicidad, licitación propiamente dicha y adjudicación.

En todas las Licitaciones de servicios aparece un presupuesto base de licitación, que se entiende por el límite máximo de gasto. Los contratos del sector público tienen siempre un precio cierto, que se abonará a la empresa contratista. Las formas de tramitación de las Licitaciones pueden ser de un modo ordinario, urgente o de emergencia.

La tramitación ordinaria debe iniciarse con la definición de las necesidades a satisfacer, la justificación del contrato, cálculo del importe económico, indicación de los requisitos de solvencia, criterios de evaluación, elaboración de los pliegos y fiscalización del gasto.

Se entiende que una licitación es por lotes cuando el servicio se divide en diferentes partes siempre que sean susceptibles de utilización o aprovechamiento por separado y constituyan por sí solas una unidad funcional. Según la Ley, se debe justificarse en el expediente la no división del contrato en lotes, lo que facilitará el acceso a la contratación pública a un mayor número de empresas.

Ejemplo: en una licitación de Formación de tres lotes cuyo presupuesto base es 300.000 €, una empresa va a ofertar solamente para el lote 1, que tiene un importe de 80.000 €, en este caso la garantía provisional que se exige tan solo afectará a esos 80.000 €.

Por otro lado, en las Licitaciones se utiliza una nomenclatura CPV, que consiste en identificar las prestaciones que son objeto de los contratos del sector público, y que se define como el «Vocabulario común de contratos públicos». El objetivo es normalizar los términos que utilizan en los sistemas de Licitaciones.

El CPV es una forma de codificar los contratos dependiendo del sector de actividad, de manera que una empresa de formación, por ejemplo, buscará en la Plataforma del Sector Público los contratos que le interesan incluyendo el código de los Servicios de enseñanza y formación. El código numérico consta de hasta 9 cifras siendo los primeros dígitos los que indican el tipo de sector. Cada grupo se va clasificando en subgrupos, hasta llegar a códigos específicos de productos en concreto.

Los pliegos de condiciones de una Licitación son unos documentos que exponen los requisitos generales y particulares que tienen que poseer las ofertas de los licitadores para ser aceptadas. Existen dos tipos de pliegos, los Generales, que son de carácter potestativo y marcan unas condiciones básicas aplicables a todos los contratos que realice el órgano público; y también los Particulares, que son de carácter obligatorio y establecen las condiciones concretas de cada contrato.

En los Pliegos de Cláusulas Administrativas Particulares se detallan los derechos y obligaciones de las partes contratantes, los aspectos administrativos y económicos del servicio objeto del contrato, los plazos establecidos, el contenido de la documentación a presentar por los licitadores, los criterios de valoración de las ofertas, el procedimiento de adjudicación aplicable y el régimen jurídico.

En los Pliegos de Cláusulas Técnicas Particulares de las Licitaciones se detallan los aspectos técnicos de las obras, suministros o servicios a contratar, especificándose las características y las condiciones técnicas de la prestación objeto del contrato.

El Registro Oficial de Licitadores y Empresas Clasificadas del Sector Público tiene por objeto la inscripción de los datos y circunstancias que resulten relevantes para acreditar las condiciones de aptitud de los empresarios para contratar con la Administración. La inscripción en los Registros de licitadores y empresas clasificadas es voluntaria para los empresarios.

Aenoa organiza cursos online y webinar explicando cómo se solicitan las Licitaciones de Formación de cursos desempleados de la Junta de Andalucía.

Dejar un Comentario