info@aenoa.com 950 17 13 13
Entrevista a la Consejera de Empleo y Formación de la Junta de Andalucía.
Rocio Blanco consejera empleo

Diario Sur y ABC entrevista a la Consejera Rocío Blanco, responsable de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo, que indica que quiere cambiar el sistema de subvenciones para las empresas de formación por concursos públicos. En cuanto al cheque formativo, señala que funciona en muchos países europeos, y que es una propuesta que está en el acuerdo de gobierno, pero hasta llegar ahí hace falta mucho camino. Madrid tiene un programa piloto y hay que esperar resultados, es una idea que nos gusta y le vemos potencial.

Señala que intentará cambiar el sistema. No serán subvenciones sino probar otras vías, como la licitación a través de la Ley de Contratos del Estado. Serían concursos en lotes y el pago a través de módulos y todo a través de una mesa de contratación, con interventores, servicios jurídicos en el proceso. Así es más fácil de ejecutar que dar el 75% de subvención y luego acreditar para completar el 25% porque la inacción de la Administración se vuelve contra ella. Todo el mundo está muy enfocado ahora en los certificados de profesionalidad, pero de lo que se trata es de entrar en el mercado y eso son competencias profesionales. En el PTA de Málaga, nos dicen que si formamos a gente en nuevas tecnologías hay gran oportunidad de empleo.

En cuanto al  consorcio Forman, que no está funcionando, señala que queremos que empiece a funcionar lo antes posible y enfocarlo en relación a la FP dual. Sería un error no ir por ahí. Respecto al CIO de Mijas, indica que han tenido paciencia con cuatro años cerrado, pero los empresarios a lo mejor tienen otros intereses. Cuando se reactive empezará a apostar por la FPdual también. No podemos acometerlo todo a la vez, sino por partes. Primero la parte académica y después el hotel.

Respecto a los programas de renta de inserción ligado a itinerarios de formación, comenta que de 27.782 personas, solo 9.400 tuvieron incardinación laboral. En Alemania, incluso cuando la economía iba muy bien, decidieron cambiar el chip porque no querían que fuese un servicio de desempleo, sino de empleo, de acompañamiento a la personas haciendo el itinerario ajustado a los cambios del mundo laboral. Esa es la filosofía que tenemos que aplicar. En el SAE no se le ha dado a la orientación la importancia que tiene. El fin es emplear, evaluar y hacer un perfil de cada parado más allá de registrar la demanda.

El Sepe es el mayor servicio público de empleo del país, pero apenas intermedia el 2,5 por ciento de los contratos ¿Espera duplicar quizás ese porcentaje? Es un mal de todos los servicios públicos de empleo, pero nos llama la atención esa situación, y mire que cuenta con buenos orientadores con experiencia, pero tenemos que darles herramientas para resultar atractivos para los empresarios y dejar de ser algo residual. La formación profesional, por ejemplo, está fuera del SAE y eso no puede ser cuando debe ser lo principal para esa búsqueda de empleo. Duplicar ese 2,5% sería un sueño. Siendo realista, yo creo que un 3,5% sería un objetivo razonable.

La plantilla del SAE es de unos 3.400, de los que 2.300 no tienen potestades administrativas. Son personal que por mor de sentencias ha consolidado su puesto a partir de consorcios integrados en el SAE. Eso es un problema que tenemos que arreglar de la mano de los sindicatos. Y el SAE se lleva un presupuesto muy alto de la Consejería. Habría que dirigirlos a la orientación, pero no quiero decidir sin oír a los sindicatos. Lo que me parece tremendo es que no se les pueda dar un trabajo. No podemos dejar de ocuparlos. Los andaluces no pueden estar pagando a gente con una limitada capacidad de actuación administrativa.

Respecto a la pregunta de  convocar cursos de formación Andalucía, señala que sin arriesgarme, en enero de 2020. Intentaremos que sea antes. Andalucía no se puede permitir otro año más sin cursos; una generación sin formación no es nada. Tenemos 176 millones de la conferencia sectorial y es necesario que los invirtamos. Se pueden hacer tantas cosas y tan bien…

Los cambios. Lo primero, en la forma de convocatoria. Estamos estudiando dejar el procedimiento de subvención, que ha traído tantos problemas y está casi maldito, y apostar por la licitación, por la ley de contratos del Estado. Sacar unos lotes y que las empresas apuesten por ellos. Sería una forma más fácil de justificar el gasto y más transparente. Además, hemos creado un grupo de trabajo con CEA y sindicatos para ver qué necesidades formativas existen.

Los agentes económicos y sociales son el instrumento de oferta de empleo más potente que existe en Andalucía. Creo mucho en el diálogo social. Si existe, hay paz social y a las empresas les es más fácil implantarse aquí. En la formación les tenemos que dar voz y voto. Tienen que estar en la gobernanza. Que nos digan dónde hay que apostar. Ellos son la calle, nosotros estamos entre paredes. Con las empresas de formacion también tenemos muy buena relación.

En cuanto a autónomos, se pueden dar de alta unos 5.000 autónomos al año. Pero también hemos de ir más allá en la protección a los autónomos. Por ejemplo, con medidas de segunda oportunidad. Igual que ayudamos a los que están empezando no podemos dejar tirados a los que no han tenido suerte. Tutorizándolos, ayudando a la contratación de su primer empleado, que entendemos que da pánico con el coste laboral que tenemos en España, el segundo más alto de toda Europa. O dando un complemento salarial para los contratos de mayores de 52 años, personas que no pueden estar al margen del sistema.

Por otro lado las empresas de formación de Andalucía urgen a la Junta a convocar cursos para no seguir el “mismo camino” de “perder dinero” para empleo. Se insiste en realizar un llamamiento a la Consejería de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo para que autorice a sus delegados territoriales en las provincias andaluzas a firmar la convocatoria de cursos de formación profesional para el empleo destinado a trabajadores ocupados anunciados el año pasado, porque, de lo contrario, se puede “perder el dinero” previsto para esa iniciativa.

Fuente: ABC Sevilla y Diario Sur Málaga

Dejar un Comentario